Logo Aplica chico

Blog Aplica Comunica

7 Pautas en tipografía

El diseño es el arte de concebir proyectos de expresión visual. Significa planificar y proyectar para resolver las necesidades expresadas por el cliente. Aunque su forma puede estar determinada o modificada por las preferencias o prejuicios del diseñador, el mensaje ha de expresarse en un lenguaje reconocido y comprendido por el público al que se dirige.

En general, durante el proceso de diseño, las palabras y las imágenes se asocian creando composiciones donde se barajan elementos como el color, la forma y la tipografía. Esta última debe ser empleada por el diseñador tanto para comunicar ideas como para configurar el aspecto visual de la composición. Para ello, es necesario conocer a fondo el arte de la tipografía.

La tipografía, como casi todo lo que se diseña actualmente, está sujeta a modas.

Aquello que en la historia era tratado como premisas tipográficas indispensables —contrastes de grosores, ideales para los tipos de plomo— en la actualidad, con las versiones offset o digitales carecen de importancia. Esto demuestra que es difícil encontrar verdades absolutas e inamovibles. Y lo que hoy está en auge, en un futuro puede ser completamente irrelevante. Por ello, en muchas ocasiones hace falta un largo discurso y destacar ciertas sutilezas formales para convencer de que la tipografía no se basa únicamente en un estilo puramente estético. Son pautas que remiten a lo más básico: la legibilidad, cuestiones de tamaños de letra, de composición de párrafos, etc.

Mediante estas pautas, se presentan distintas aproximaciones al uso de la tipografía, intentando poner de manifiesto los procesos y las experiencias para poder anticipar mejor los resultados, y tratar de explicar por qué en tipografía hay cosas que nos gustan y cosas que no.

1. Escoger una tipografía que transmita aquello que se desea comunicar.

Las letras siempre transmiten algo más de lo que contiene el propio texto. Para ello es necesario conocer ciertas clasificaciones de familias tipográficas.

Pauta 1 Tipografías2. Rechazar falsas negritas, cursivas y versalitas.

Si se prevé un diseño dotado de variables de estilos, es importante que la familia tipográfica escogida dé cabida a todos ellos.

Pauta 2 Tipografías3. Las condensadas pueden funcionar bien como titulares.

No combinar letras con distintos grados de condensación. Las letras condensadas pueden funcionar bien como titulares, como pies de foto o como destacados, pero nunca intercaladas entre una tipo de ancho normal.

Pauta 3 Tipografías4. Ni huérfanas, ni viudas.

No permitir que en un texto aparezcan palabras sueltas, así como artículos, pronombres o palabras muy cortas (Viuda: es la última línea de un párrafo que se ha fugado hasta la siguiente página o columna. Huérfana: es la primera línea de un párrafo que queda al final de la columna).

Pauta 4 Tipografías5. Crear un buen sistema modular: ajustar a rejilla base.

Si la composición está formada por bloques contiguos y se quiere un aspecto lo más regular posible, es importante que las líneas se apoyen en una misma rejilla base. De esta manera, se pueden mover las columnas y las líneas de texto quedan siempre alineadas.

Pauta 5 Tipografías6. Contrastar combinaciones de tipografías.

Si se decide escoger dos o más tipografías para combinarlas, es preferible que contrasten. Si por el contrario son demasiado parecidas no tendrá ningún sentido tener más de una.

Pauta 6 Tipografías7. Usar mayúsculas de forma razonable.

Un texto escrito en letras mayúsculas, provoca lentitud en la lectura y ocupa más espacio. En términos de tipografía se entiende caja alta como mayúsculas. Y a su vez, caja baja es la expresión usada para las minúsculas.

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0

Deja un comentario